domingo, 10 de abril de 2016

Giuliano Parisi Trío

Giuliano Parisi Trío
Jazzazza Jazz Club (Algezares, Murcia)

Fecha: 19 de marzo de 2016
Lugar: Jazzazza Jazz Club
Formación:
Giuliano Parisi Trío
Giuliano Parisi: piano.
Julio Fuster: contrabajo.
Jeff Jerolamon: batería.

Comentario:


El pasado 19 de marzo tuvo lugar en el emblemático Jazzazza Jazz Club uno de los conciertos más interesantes de los que han pasado últimamente por el escenario de este local. El pianista italiano Giuliano Parisi presentó su trabajo discográfico titulado Introducing Myself (Temps Record, 2015), acompañado por el contrabajista Julio Fuster y el baterista Jeff Jerolamon, dos grandes músicos de la escena jazzística actual en nuestro país, que colaboran también en la grabación.


Es de agradecer que cuando un grupo anuncia la presentación de un disco cumpla con lo dicho, como ocurrió en el concierto de Giuliano Parisi Trío, ya que no siempre sucede así. En esta ocasión resultó ser una muestra completa de los diez temas que integran su reciente obra. La sesión, dividida en dos partes, comenzó con “Let Me Go”, una pieza alegre que cabalga a ritmo de swing, en la que los tres integrantes dispusieron de sus respectivos solos de improvisación, y el respetable aforo pudo obtener una primera impresión de los músicos que forman este magnífico triángulo. La sensación óptima fue continua durante todo el concierto, deleitándonos con temas como “Alma sublime”, en el que Parisi confeccionó fraseos elegantes y sugerentes abrigado por el cálido y emotivo contrabajo de Fuster y la expresiva batería de Jerolamon. Una introducción de piano dio la entrada a la hermosa composición llamada “Talismán”, una pieza intensa en la mayor parte de su desarrollo. Los dedos del pianista se movían con fluidez sobre la base armónica y rítmica, en la que destacó también una contundente improvisación del baterista. “Nicole´s Pictures”, dedicado a su hija, es un tema construido sobre tiempos ternarios, inspirado, como casi todas las composiciones del pianista, en los pensamientos y en las vivencias propias del día a día, en el que hace una reflexión sobre el arte como algo bueno y positivo, muy importante en la educación de los niños, y de las personas en general, para hacerlas mejores en su vida. Con la pieza rápida de título “September Four” regresó la energía y la intensidad en las improvisaciones de Parisi, luciendo también los solos magistrales de Fuster y Jerolamon.


“¡PST!” es la onomatopeya que da título a otra de las composiciones incluidas en el disco del pianista. Una sugestiva y animosa partitura en la que brillaron los fraseos conductores del pianista, apoyados por el walking del contrabajo y los acertados toques de batería del maestro Jerolamon. La buena conexión con el público crecía cada vez que Parisi comentaba las razones que han inspirado algunas de sus composiciones, como en el caso de “Escapology”, un tema autobiográfico, creado en un momento difícil e importante de su vida, según sus propias palabras. Las elegantes maneras del pianista a la hora de componer se reflejan también en temas como “Greta”, una deliciosa pieza musical, sugestiva, relajada y emocionante, modelada por una exquisita manifestación e interacción conjunta de los tres componentes del grupo con pasajes sonoros de ensueño. Lo que bien empieza, bien acaba. El concierto llegaba a su fin con dos títulos más: “Room nº9”, en el que Parisi dio rienda a sus habilidades con un solo de piano suelto y avivado, dando paso a la improvisación del contrabajista Fuster, impecable sostén de la sección rítmica dentro del grupo junto al veterano baterista Jerolamon, que realizó también una muestra de su buen hacer con el  instrumento en un solo espléndido. Y una última pieza que cerraba la actuación, “Raquel’s Dream”, realizada a un tiempo vertiginoso. Es quizás en los tiempos rápidos en donde más brillan las cualidades técnicas y se pueden mostrar las virtuosidades de un músico, por lo que, ni cortos ni perezosos, se lanzaron con sus respectivas descargas musicales traducidas en largas improvisaciones, elocuentes y bien construidas, creando un ambiente musical intenso y emocionante. Un final gozoso de los que dejan huella.


La música de Giuliano Parisi es honesta y muy evocadora, porque está hecha desde dentro, nace de su ser interior, de sus experiencias y conocimientos sobre la vida y su arte, guiándote, si te dejas llevar, a lugares y momentos que se manifiestan en la imaginación. Es un proyecto jazzístico original en el que se dan la mano estilos como el swing y el bebop, y otras músicas, bajo la dirección creativa y la mirada amable de un gran artista. Esperemos que el próximo encuentro sea tan gratificante como lo ha sido en esta ocasión. Seguro que sí. Mi enhorabuena.


Texto: © José Antonio García López, 2016
Fotografías: © Jazzazza, 2016

Giuliano Parisi Trío - Tomajazz

sábado, 9 de abril de 2016

Kenny Garrett Quintet – Ciclo Jazz & Black 2016

Kenny Garrett Quintet – Ciclo Jazz & Black 2016

(TCM Murcia – Teatro Circo de Murcia)

Fecha: jueves, 7 de abril de 2016
Lugar: TCM Teatro Circo de Murcia
Kenny Garrett Quintet
Componentes:
Kenny Garrett: saxo alto y soprano.                                                                                    
Vernell Brown: piano.
Corcoran Holt: contrabajo.
Marcus Baylor: batería.
Rudy Bird: percusión.

Comentario:


 
El último concierto del Ciclo Jazz & Black de este año 2016, estuvo protagonizado por el grupo Kenny Garrett Quintet, que se encuentra de gira por nuestro país presentando su obra discográfica titulada Pushing The World  Away (Mack Avenue, 2013), una muestra musical intensa y apasionada del mejor jazz contemporáneo que nos llega desde el otro lado del Atlántico.





El quinteto del saxofonista de Detroit abordó varias de las composiciones que aparecen en su última entrega, y en discos anteriores, iniciando la sesión con “Boogety Boogety”, una pieza extensa en la que destacaron las largas improvisaciones de los principales solistas: Garrett y Brown. El impresionante lenguaje lírico del saxofonista no deja lugar a dudas sobre las capacidades de este gran compositor, portador, además, de un sonido único que le ha hecho diferenciarse de otros músicos de su generación. Tras el enérgico arranque del primer tema, continuaron con una pieza más relajada “Spanish-Go-Round”, en la que Brown y Garrett jugaron respectivamente con sugerentes solos, llegando a desdoblar el tiempo continuo de la sección rítmica hasta convertirlo en una balada, en la que el saxofonista introdujo, para finalizar, toda la melodía de “Body & Soul”, un guiño a uno de los estándares más conocidos del cancionero estadounidense. La suave exposición a tiempo de vals de “Haynes Here” fue creciendo en intensidad, conforme al desarrollo de la partitura, debido a las depuradas intervenciones del saxofonista, expresivo y contundente en muchas de sus improvisaciones. Holt, lució aquí un solo de contrabajo reposado que cambió por momentos la dinámica del tema. Los ritmos caribeños estuvieron también presentes en el repertorio elegido por Garrett, con un pequeño homenaje al gran pianista cubano Chucho Valdés en la pieza titulada “Chucho's Mambo”. La ejecución del percusionista Rudy Bird tuvo un papel destacado.




Garrett cambió su saxofón alto por el soprano en “Seeds From The Underground”, creando un ambiente mágico sobre el poderoso acompañamiento de la sección rítmica, enfatizada por la batería de Marcus Baylor, que realizó una labor impecable durante todo el concierto. La sesión finalizó con “Happy People”, una divertida pieza a ritmo de funky, en la que el saxofonista buscó la complicidad del público invitándole a acompañarle con coros y palmas, dejando una alegre sensación final entre los asistentes. Sólo seis temas fueron suficientes para completar un concierto extraordinario, un recorrido por varios estilos englobados en una música original con el sello propio de un excelente artista.

Texto: José Antonio García López
Fotografías: Rafa Márquez